Que lo que pase en Sevilla… se quede en Sevilla

No sé si sabéis que Sevilla fue en una época conocida como “La Ciudad de los Amantes” entre otros nombres, y todo gracias al controvertido monarca Pedro I de Castilla, que durante un tiempo mantuvo la actual capital andaluza como lugar de su corte. Allí fue donde todos fueron testigo de los apasionados y escandalosos amores del rey don Pedro y de María de Padilla, pero no fue sólo este suceso el que ocurrió en la ciudad, aunque sí que le dio ese sobrenombre por un tiempo; no olvidemos el fatricidio que Enrique II cometió contra su hermano, ni la traición que los algunos nobles castellanos realizaron con la connivencia de otros sevillanos, adeptos al hermanastro del rey. Por eso, debió acuñarse la frase que da título a este post.

Sí, ya sé que es un cliché, pero Sevilla estuvo durante siglos en el ojo del huracán de la historia, convirtiéndose en una de las ciudades principales del Reino de España, y sus muros e intramuros tendrían mucha tela que cortar, si en realidad hablaran. ¿Y crees que la cosa ha cambiado con el pasar del tiempo? De ninguna manera, esta ciudad tiene la virtud (o no, según se mire) de hacer que la gente haga las cosas más escandalosas mientras está en ella, aunque después quieran que se calle el asunto por todas las maneras. Pero lo siento, a veces es muy difícil, como cuando nos encontramos con el rodaje de una peli porno en Sevilla. ¿Cómo callar este acontecimiento, que ya llama la atención de por sí, y menos en un lugar como el Sur, donde las lenguas no descansan ni de día ni de noche (varias canciones populares dan buena prueba de ello)? Y es que pasear por las calles sevillanas y encontrarte de pronto a dos señoritas de muy buen ver totalmente desnudas y comiéndose la boca debe impactar a cualquiera; pero si das una mirada alrededor y te ves las cámaras de grabación, uno tiene que quedar en shock literalmente, porque al menos yo no sabía que se podía grabar porno al aire libre así como así…

Y no se puede, que conste en acta aquí y ahora. Se necesitan una serie de permisos, no sólo porque se usa para el rodaje los espacios públicos, sino porque por supuesto el tema de la posible películas no es precisamente para todos los  públicos. Las películas xxx tienen sus adeptos, por supuesto, y muchos más de los que confiesan que se pirran por ver tías cachondas y desnudas teniendo sexo, eso que quede claro; pero hay edades a las que realmente no se aconseja tener ese tipo de visionado, y gente adulta a la que no le gusta ver a dos personas tener sexo justo enfrente de su cara, y con público además. Debemos dejar de ser hipócritas y puritanos, sí, pero también respetuosos con los que tienen ciertos tabúes y prejuicios si se trata de no molestar a nadie, como el que no te guste la pornografía. Total, que entre unas consideraciones y otras, que quede claro que uno no puede coger una cámara en una mano y a su novia en la otra y meter un polvo en medio del parque mientras te grabas, eso lo puede entender cualquiera; pero en plan profesional es lo mismo, así que claramente el grabar una pelicula porno en las calles de Sevilla a mediodía y sin previo aviso ni permiso, no es algo que se pueda hacer.

Esta es una de esas cosas escandalosas que debían haberse quedado entre la cola de chismorreos sevillanos pero… ¡ah, sorpresa!: resultó que otras ciudades también tomaron ejemplo, y además en muy poco lapso de tiempo, con lo que uno podría pensar en una clase de conspiración, si fuera mal pensado. Todos fueron prohibidos, y con el tiempo se ha ido olvidando por fin, aunque… quién sabe, ¿podrá permanecer en el olvido para siempre?

 

Murillo y Sevilla: una unión que traspasa épocas

Fue en 2018 cuando Sevilla proclamó “El año de Murillo“, un acontecimiento que pasó más o menos sin pena ni gloria, pero que no debió haber sido así. La ciudad que lo vio nacer y morir quiso así dar un homenaje a Bartolomé Esteban Murillo en el 400 aniversario de su nacimiento, y aunque Sevilla siempre fue agradecida con él y lo tiene como uno de sus mayores representantes, en los últimos años la figura del artista ha ido poco a poco degradándose e incluso quedando en el olvido.

Y es que precisamente Sevilla es el lugar donde puede conocerse a este gran pintor y ver de cerca toda la grandeza de su arte. Algunas obras de Murillo son de conocimiento universal, pero hay otras, escondidas en diversas rincones de la capital hispalenses, que son apenas conocidos por unos cuantos, y que han pasado desapercibidas para el gran público entendido y también para los profanos, por la costumbre de verlas día a día. Por ejemplo, Moisés golpeando la roca y El milagro de los panes y los peces llevan casi 350 años en el Hospital de la Caridad, pero no son muchos los que los consideran como representativos de la obra de Murillo, aunque definitivamente son de su creación; lo que hace también especiales a estas obras es que no han salido de la ciudad, a diferencia de casi el 90% de la obra del artista, que fue expoliada durante la Guerra con Francia y vendida en Europa hasta el siglo pasado.

Murillo fue el principal pintor en Sevilla a finales del siglo XVII. Siguió siendo uno de los artistas europeos más admirados y populares de los siglos XVIII y XIX. Sus primeros trabajos fueron muy influenciados por los primeros trabajos de Velázquez , ejecutados antes de que el gran pintor saliera de Sevilla en 1623, y por las pinturas de Zurbarán.

 

Sevilla y sus mujeres, otro de sus encantos

Por cierto que este post es totalmente subjetivo y nace de la opinión de una serie de personas, particularmente hombres, sin ningún rigor científico ni nada que se le parezca. Porque claro, no hay nada que demuestre de forma empírica que en unas zonas de España las mujeres son más bellas que en otras, y aunque así lo fuera, ya se sabe que la belleza está en los ojos del que mira, teniendo cada uno su propia opinión sobre ello. Pero así y todo, me atrevo a dar esta opinión, con la que podréis estar de acuerdo o no.

Pues bien, en una de esas conversaciones entre amigos que los hombres solemos tener en la barra de una tasca, y de la que siempre salen verdades como puños (o eso es lo que queremos creer, jeje), hemos llegado a la conclusión que en el Sur en general, y en Sevilla en particular, se da la circunstancia de que existen mujeres muy hermosas, y que a nosotros nos parecen las mejores de toda España. Y no sólo eso, sino que también (una conclusión que hemos llegado varios de nosotros, aficionados al porno maduras) las mujeres de nuestra tierra envejecen mejor y se mantienen durante más tiempo de buen ver. Como veis, opiniones totalmente personales, pero que no han sido hechas al tuntún, o al menos eso queremos creer.

Todo comenzó, como digo, con la afición de unos cuantos de nosotros a los videos porno de maduras. Ya hemos pasado al edad en que las jovencitas nos volvían locos, y ahora nos decantamos por señoras casadas, amas de casa y madres de cuerpos poderosos y contundentes, y sobre todo, con mucha más experiencia en el sexo que las chicas jóvenes. Entonces, se nos ocurrió comparar actrices porno maduritas de diferentes nacionalidades, y encontramos que las latinas ganaban por goleada a las de otros lugares, al menos en nuestra opinión; cosa nada extraña, teniendo en cuenta que somos españoles, normal que nos tire lo de la tierra. Pero luego pensamos, ¿ y en casa, qué maduras serán las que estén más buenas?

Con este razonamiento, hicimos un ranking de conocidas de edad madura de diferentes lugares de España. ¿Y qué concluímos? Por supuesto, que las bellezas maduras de Andalucía superaban a las de todo el resto del país, y que para colmo, eran las de la provincia de Sevilla las que se llevaban la palma. ¿Estábamos siendo neutrales? ¡Siiií, por supuesto, nada tenía que ver el que fueran paisanas nuestras! (Mientras nos asegurábamos esto, había quién reía, ya os podréis imaginar el por qué).

Aquella noche, tras esta conversación tan trascendental y seria, todos nos fuimos a la cama con la convicción de haber sido unos tíos racionales sobre un tema realmente serio. Nos engañábamos, por supuesto, pero pese a todo, yo sigo creyendo que mucha razón teníamos, o al menos, en lo que a mí respecta, las mujeres sevillanas no tienen comparación con nada.

¿Quién ha dicho miedo al verano en Sevilla?

Sevilla se ha consolidado este verano como uno de los destinos turísticos por excelencia de España, según varios medios oficiales. Una buena noticia, qué duda cabe, para la economía a todos los niveles, y bastante sorprendente, la verdad, porque los que vivimos en el Sur y aguantamos día sí y día no temperaturas cercanas a los 40 en estos calurosos días de la estación, no creemos que sea el estío el mejor momento para visitar nuestra capital; pero oye, se ve que a los turistas eso se los trae al pairo.

Además, sorprende este crecimiento puesto que estamos ante un lugar relativamente lejano de la costa, que suele ser siempre la primera opción de los turistas veraniegos, y de hecho lo es para cualquier habitante de Sevilla y su provincia. Y a pesar de tener cerca zonas de sierra, las temperaturas suelen ser también más elevadas que en cualquier otra zona rural de España en verano, con lo cual tampoco es un destino a tener en cuenta si lo que quieres es estar en una zona fresca. Pero sea por lo que sea, nada de esto tiene importancia, y los visitantes llegan a la capital andaluza en tropel y cada vez en mayor número, cosa por la que por supuesto se congratula todo el mundo, faltaría menos.

Poco más se puede decir de los encantos de Sevilla que no se haya dicho ya o que no se conozca: monumentos, historia, paisajes, gastronomía… Por cierto, que este año ha habido otro atractivo más, y es que por lo visto las traducciones a otros idiomas de ciertos lugares emblemáticos  de la ciudad han sido bastante curiosos, y han visto cómo las redes sociales se incendiaban con algunas críticas pero sobre todo con buen humor, muy típico del lugar. Algunos son de los más ingeniosos, pero lo que se demuestra una vez más es que “Spain is different”, ¿y Sevilla?, pues también.

calor

Cuando llega el buen tiempo, apetece tener sexo

Los Carnavales acaban de llegar a su fin, y en poco tiempo llegará el comienzo de la nueva estación, la primavera. Ya sabéis lo que se suele decir: “la primavera en Sevilla es una maravilla”, y “la primavera la sangre altera”. Tras pasar toda mi vida en Sevilla, os puedo asegurar que las dos frases son ciertas, y que no hay nada mejor que estar alterado en plena capital andaluza.

En Andalucía, cuando llega el buen tiempo, a todo el mundo le apetece tener sexo. Y lo mejor de todo es, que en esta ciudad, se puede hacer realidad ese deseo de muchas maneras y en muchos lugares. Empiezan los universitarios con sus fiestas de primavera, que a veces son un auténtico desfase en lo que se refiere a sexo y alcohol, al parecer viéndose venir la época de recato que llegará pronto con la Semana Santa; y a esta gente poco le importa si son unos exhibicionistas o no, buscan los lugares que mejor les viene y ahí se lanzan al desmadre todo lo que pueden.

Las orillas del río Guadalquivir empiezan a llenarse de gente, mayormente jóvenes aunque puede encontrarse de todo, que quiere disfrutar del aire libre y del buen tiempo, y entonces las señales de cariño, y quizá de algo más, se hacen evidentes. Las parejas se tumban por doquier y empiezan a besarse sin importarles que haya gente delante, y los que no lo son, pronto se buscan a alguien para hacer lo propio.

También los parques, vacíos durante el invierno en cuanto empezaba a caer el sol, vuelven a llenarse de familias que desean disfrutar del sol, ahora que todavía es benévolo y no abrasa cuando está en su cenit. Y después, cuando llega la noche y se van, son las parejas las que abandonan las riberas del río y se asientan en ellos, aún disfrutando de la tierra caliente y de una temperatura óptima para estar al raso, y con muchas ganas aún de permanecer al aire libre para dar rienda suelta entre la oscuridad a sus ganas de sexo.

Claro que también empieza la época de las grandes fiestas multitudinarias al aire libre, los conciertos de música clásica o moderna, y los cines que empiezan a programar sesiones para horas más tardías, esperando a un público al  que no le importa trasnochar algo más y buscar diversiones en las horas nocturnas. También estos lugares son perfectos para el sexo, y a ver quién puede decir que nunca ha tenido un rollo loco de una noche cuando en su juventud ha asistido a alguno de estos eventos.

La época del romance y la pasión en Sevilla esta a la vuelta de la esquina, amigos, en todas las vertientes que se os puedan ocurrir. ¿Os la vais a perder? Si todavía tenéis dudas, no dejéis de mirar este vídeo:

¿Gustan en el Sur las relaciones incestuosas?

Tras tantos años de visionar y disfrutar porno por internet, me he estado preguntando si soy un bicho raro, o en verdad la mayor parte de mis convecinos son igual de salidos que yo. Cierto es que el carácter de los andaluces es naturalmente abierto (aunque hay de todo, no te creas), y cuando alguien nos gusta, sea hombre o mujer, nos lanzamos a por él sin ningún temor al fracaso; tenemos por bandera el perseverar, y si no funciona, a otra cosa, mariposa. Por eso quizá no seamos tan aficionados a disfrutar del porno en la soledad, siempre es mejor compartirlo y, con suerte, animarse a probar todo lo que has visto con alguien más, jeje.

relaciones incestuosas
Pero centrándonos en la provincia de Sevilla, con tanta iglesia, hermandad, romería y semejantes manifestaciones religiosas católicas rodeándonos por todos lados, dudo que cuaje alguna vez el sexo entre familiares o incesto porno (ojo, todo sería probar qué tal con los incestos gratis, seguro que eso cambiaba el asunto). Yo misma he de decir que no me siento especialmente atraída por los vídeos de incesto, en especial desde que comencé a verlos en incestuosas.com, ni siquiera cuando sé que son simulados, cuando menos pienso en liarme con alguien de mi familia, cercana o lejana. Y eso que hay unos cuantos de bastante buen ver, todo hay que decirlo, pero cuando nos reunimos, más que pensar en orgías familiares, nos da por armar barullo y, si se tercia, arrancarnos por sevillanas, que aunque no se nos da demasiado bien entre tanta voz no se nota, jajaja.
Yo sólo tengo hermanas, pero la verdad, si alguno hubiera sido varón, no me llama la atención la imagen de dos hermanos follando, y menos si en esa imagen estoy yo. A lo mejor sueno un poco antigua, pero no puedo negar la evidencia. Me contaba un día una amiga que, sin querer, había entrado en su habitación sin saber que estaba ocupada, y había pillado a su hermana dormida follada por su novio; y fíjate que ella, que es también bastante aficionada a ver porno online, no le pareció nada excitante simplemente porque la protagonista era su hermana, ¿te lo puedes creer?
A lo que iba, no creo que en el Sur hayamos dejado de ser lo suficientemente puritanos para ver con buen grado eso del incesto. Cuando ver a gente que usa mantilla el Domingo de Ramos, los que van descalzos vestidos de nazarenos en Semana Santa, y los que aguantan frío, calor, polvo y lluvia en el camino del Rocío es algo tan normal para nosotros, está claro que nos queda mucho por avanzar.

Avisos por el temporal de lluvias en Sevilla

El servicio de emergencias 112 no para de registrar incidencias relacionadas con la lluvia. Esta misma mañana se han registrado casi 400 por el temporal que asola nuestra comunidad. La incidencia más común ha sido por anegaciones en la vía pública, así como en casas particulares, garajes, etc… algo para lo que la mayoría de las ciudades no están preparadas.
En Sevilla el municipio más afectado ha sido Alcalá de Guadaira, ya que ha habido un desprendimiento en el muro del castillo. Pero tambien el viso de alcor ha registrado un gran número de incidencias.

Otro tipo de problemas relacionados con el temporal son los vehículos bloqueados. Por suerte y hasta el momento no se ha registrado ningún herido, pero Sevilla entera está en alerta naranja, ya que se preven precipitaciones de hasta 90L por metro cuadrado, algo que es totalmente inusual y para lo que hay que estar preparado.

Tambien el ayuntamiento de Sevilla ha procedido a cerrar los parques públicos como medida preventiva, y se levantará dicha prohibición cuando las condiciones lo permitan sin que haya riesgos.

No hay que olvidar en tomar ciertas medidas de precaución para evitar problemas, como cerrar las puertas y ventanas (con el fin de evitar rayos). Nunca hay que buscar cobijo bajo los árboles, es mejor hacerlo bajo los edificios para evitar descargas por su protección. Tambien es conveniente evitar las zonas altas, es mejor permanecer resguardados en las zonas más bajas posibles. Por supuesto si tienes un descapotable es muy mal día para hacer uso de él, así que nada de bajar la capota.

lluvia

Otro consejo bastante obvio es permanecer en casa y no salir. Se puede aprovechar para ver la televisión, conectarse a internet o ver algunas peliculas. En el caso de los hombres una medida habitual para permanecer en casa es tal vez ver porno por internet. Es algo que puede utilizarse por distracción, ya que las peliculas porno pueden ser muy adictivas y verlas distrae mucho. Algunas temáticas habituales en las búsquedas de internet son las maduras, las jovencitas e incluso el incesto porno, todo vale a la hora de dar rienda suelta a la imaginación y poder evadir la cabeza en estos días de lluvia y tormentas en los que hay que pasar muchas horas metido en casa.

Mi vecino es un mirón

La otra noche descubrí que mi vecino de enfrente es un mirón y cuando me metí en la bañera vi su figura en la penumbra, era evidente que me estaba espiando y muy probablemente se masturbaba viéndome desnuda.

La cuestión es que inicio a ocupar la bañera de agua templada y voy a la cocina para ponerme una copa y tomármela mientras que me baño. En el camino se me ocurre la idea de que pueda ser un voyeur y de que todo cuanto haga será visto. La idea me va calentando cada vez más. Cuando llego al baño me meto en pié en la bañera, abro el grifo, y el agua templada va recorriendo cada rincón de mi cuerpo desnudo; las gotas se hacen paso entre el vello y mis pezones se ponen erectos al contacto con el agua. La situación comienza a ponerse caliente y la idea de que el vecino estuviese pajeandose en su ventana mientras que me miraba me ponía muy cachonda puesto que me recordaba a los videos porno xxx que me gustan y que con lo que me masturbo a menudo.

Yo proseguí a lo mio. Me enjabonaba suavemente, por todos y cada uno de los lugares de mi cuerpo. Cuidadosamente me frotaba mi sexo y mis pechos. En el momento en que me volvía a caer el agua noto lo excitada que estoy y lo que necesito masturbarme. Es ahí cuando recuerdo nuevamente del voyeur al otro lado del patio y se me pasa por la cabeza la idea de masturbarme ante él, la cara que se le pondría en el momento en que nos cruzásemos por las escaleras y demás. Prosigo tocándome pensando en esa idea cuando decido salir a prisa de la bañera, secarme y peinarme sin llegar a secarme el pelo y también ir a mi dormitorio, que da al mismo patio, y masturbarme mientras que me miraba. Yo actúo tal y como si estuviese extraña a la situación. Llego al dormitorio y enciendo la luz de la mesita que es más floja y corro la cortina a fin de que sus miradas puedan penetrar en la estancia. Él está ahí, sin perder ni un movimiento, y probablemente dándose más de una paja. Me puedo hacer una idea de lo cachondo que se pone un hombre maduro espiando a jovencitas xxx pensando en que ellas no se dan cuenta.

Entonces cojo un taburete y lo pongo frente al lado de la cama, me tumbo y abro las piernas apoyando una sobre la cama, la otra sobre el taburete y dejando mi chochito en el punto de atención de mi vecino. Llevo mis dedos hasta esa zona y inicio a tocarme de forma sensual. Mientras que, con la otra mano me acaricio los pezones. Siento que son sus dedos y no los mios los que me tocan en ese instante. Mi respiración se transforma en suspiros y entonces meto en mi vagina los dedos con los que me acariciaba. Hago fuerza para llegar hasta el fondo. Sudo y jadeo. Los meto y los saco… primero despacio, entonces más veloz y, por último, muy con fuerza. Con mi otra mano me aprieto las tetas. Estoy en la gloria y, mi vecino, cascándosela merced a mi. Meditar eso mientras que me masturbo me puso muy cachonda y es que me sentía la reina de los videos porno del vecindario, ojalá se corriera la voz porque en el fondo soy muy cochina. Comienzo a apreciar ese cosquilleo característico de que estás a punto y entonces acelero a fin de que llegue lo antes posible. Mi sexo está completamente empapado y los dedos entran y salen tal y como si fuesen un pene rígido de los que tanto me agrada meterme. Estando de esta manera unos minutos no aguanto más y me corro.

Después de esto abrí los ojos, me giré rápidamente hacia mi vecino y vi como se escondía rápidamente, era obvio que se había hecho una paja a mi costa y eso me encantaba. Estoy deseando que vuelva a suceder pero de momento no lo he vuelto a ver, supongo que le daría vergüenza ser descubierto pero tranquilos porque estos pervertidos suelen ser reincidentes…

Un rodaje en directo de cine adulto por Sevilla

La verdad es que siempre me han pasado cosas muy extrañas y he vivido experiencias de todo tipo quizás por mi afición pasearme por los rincones más solitarios de Sevilla, hay que recordad que Sevilla es una ciudad preciosa y no hay parque que no tenga su encanto. Esto me sucedió la semana pasada y el caso es que era una tarde muy calurosa y decidí ir a darme un paseo con la moto sobre las 4 de la tarde para ver si me daba un poco el aire y se me quitaba el agobio.

La ciudad estaba vacía porque la gente se suele ir a la playa y los que no tenemos vacaciones estamos en la cama debajo del aire acondicionado, por lo que después de un rato dando vueltas acabé en un parque lleno de árboles muy altos en el que hacía bastante fresquito y donde no había estado nunca. Me senté en un banco a fumar un cigarro tranquilamente y de repente escuché lo que parecían los gemidos de una chica y unas risas, realmente no sabía si le estaba pasando algo o si eran un grupo de jóvenes simplemente pasándolo bien.

Como soy bastante curioso decidí acercarme sigilosamente a la zona de donde provenían las voces y en principio no acertaba a ver a nadie, pero bajé un sendero que daba a un pequeño riachuelo y la escena que me encontré fue de película, pero de película porno porque había una chica completamente desnuda a 4 patas y un tío dándole tanta caña que podía escuchar perfectamente cómo su barriga golpeaba sus nalgas y se escuchaba el típico “plas, plas, plas” y eso que estaría a unos 20 o 30 metros. Detrás de ellos habían 3 tíos, uno grabando con una cámara y los otros dos dando instrucciones a modo de directores. Si amigos, estaba presenciando un rodaje de cine adulto y lo mejor de todo es que era español, no sé vosotros, pero yo estoy harto de ver videos de sexo americanos, chinos, alemanes o de europa del Este, por lo tanto, poder ver cómo rodaban una escena en vivo fue para mi como un sueño.

Pero la cosa no quedó ahí, de repente uno de los chicos se giró hacia mi y me dijo: ¿que tal amigo?, ¿te animas a participar?, yo me quedé de piedra y no sabía muy bien como reaccionar, pero decidí acercarme más a ellos puesto que había sido invitado. Participar era demasiado para mi, pero les dije que si no les importaba que me quedara un rato para ver cómo trabajan las productoras Españolas, a lo que ellos me dijeron que no había ningún problema y que estaban encantados de tenerme como espectador.

No os imagináis cómo me sentía viendo aquello y encima totalmente gratis, ese es probablemente el sueño de muchos hombres y es que estás viendo cómo se graba uno de los vídeos con los que luego tú te masturbarás en tu casa. Otra de las cosas que más me gustó es que esa actriz porno era una de esas chicas jovencitas de 18 o 19 años que hacen cualquier cosa que les pidan por dinero, son chicas muy caprichosas, ardientes y muy liberales, por lo tanto no les importa en absoluto que millones de personas las vean fornicando en pantallas del ordenar. También era una jovencita muy simpática y volvió a decirme que si quería participar, que estarían encantados de hacerme un hueco porque le parecía muy guapo… Ufffff, me temblaban las piernas y estuvo apunto de decirle que si, pero luego me lo pensé mejor porque tengo novia y creo que si mi familia se enterase me desheredarían.

Al cabo de un rato terminaron y opté por marcharme a tiempo no fuera que cayera en la tentación de tener sexo allí mismo. Espero que mi experiencia os haya gustado y os sirva para daros cuenta de que en cualquier momento te puede pasar algo que te cambie la vida, de hecho soy tan feliz en Sevilla porque puede pasarte de todo y cuando digo de todo es DE TODO…

Donde salir de fiesta en Sevilla

sevilla

Para empezar la senda de noche Sevillana, lo propio es tomar una cerveza bien fría en El Tremendo, cerca de la Plaza de Santa Catalina, o bien, en la Bodeguita Vieja o bien Los Soportales en la Plaza Salvador. Estos son muy populares entre la gente del sitio y entorno (exterior) que van únicamente a pie. Si quieres algo más apasionante en cuanto a cerveza se refiere, puedes ir a la Cerveceria Internacional, que tiene una buena selección de cervezas europeas.

Para aquellos que procuran un entorno más británico, de Flaherty es un pub irlandés que está en la calle Alemanes, es sin duda el sitio para ir. Guinness y Murphy de barril dan gran cobertura a los deportes en una gran pantalla y el personal habla Inglés. Usted puede dar un buen bocado para comer también aquí, asimismo, con su curiosa mezcla de comida de pub y “tapas irlandesas”. Otro de los lugares podría ser el Malt House en la Calle Canalejas, el O’Neill en frente de la estación de San Bernardo, La Trinidad en el Hotel Inglaterra en Plaza Nueva y el clan (una barra de Escocia), en la calle Adriano. Para un estilo americano puedes ir por ejemplo al restaurante Tex-Mex en la calle Placentines.

Para algo más de gran lujo, con costos acordes, no se puede dejar de visitar la barra de San Fernando en el hotel Alfonso XIII (cuando el tiempo es caluroso es una gozada estar en el patio abierto tomando una copa de cava bien fresquita), o bien un coctel en el moderno y vidrioso Salón a las cinco, Camino Colón. Para conseguir los mejores mojitos y una atmosfera agradable y alegre, visita Café L’Art en la calle General Castaños, en el Médano.

Para algo más especial, un buen lugar es El Garloch, en la calle Boteros de la alfalfa. Allí se hace una celebración con poca luz de todas y cada una de las cosas Semana Santa que te evocarán grandes recuerdos religiosos y que parecerá prácticamente estar más en una iglesia que en un bar.

Para uno de esos instantes mágicos ver el atardecer sobre la catedral de los bares rootop en el Hotel Fontecruz en la Calle Abades, desde allí podrás ver los tejados de los vecinos y disponen de un buen servicio a costos razonables).

Por una opción alternativa o más informal, cruza el río a Triana y visita Lo Nuestro en la calle Betis. También La Anselma es uno de los lugares preferidos por los turistas, aunque parece haber sido víctima de su éxito y ahora está repleto de turistas y ha perdido parte de su encanto. Además está el bien conocido La Carbonería en la Calle cobra, lo que acostumbraba a ser el mejor sitio boho flamenco en el centro, ahora vende recuerdos justo en la entrada. Por otro lado, ciertos espectáculos de flamenco se pueden encontrar en el centro de la ciudad y mientras das un paseo estás escuchando música en directo.

No podemos olvidarnos de las mujeres Sevillanas, sin duda ellas son el alma de la fiesta y precisamente en cuanto a fiestas se refiere tienes absolutamente todo lo que te puedas imaginar. Yo personalmente he vivido momentos máginas en esta preciosa ciudad y el aire que se respira tiene un olor especial. He vivido situaciones personales increíbles y la mayoría han sido buenas, pero también he visto cosas extrañas como por ejemplo ver a dos hermanos besándose al más puro estilo de película de sexo y aunque a mi personalmente ni me va ni me viene, la verdad es que me resultó muy curioso y lo primero que pensé es que allí había una libertad inusual.

Para concretar en cuanto a donde salir de juerga, uno de los mejores clubs de Sala es el Boss, que está en la calle Betis en la ribera del río Triana, uno de los lugares de encuentro preferidos de los más nocturnos. Abre sus puertas en torno a la medianoche y continúa abierto hasta el amanecer. La música es más bien comercial, y la clientela en su mayor parte son veinteañeros de tendencia. El miércoles es el “Día Internacional“. La entrada está entre 8 y 10 euros e incluye copa.

Groucho es otro garito que está ubicado en el centro de Federico Sánchez Bedoya, en la Avenida Constitución. Está abierto desde las 18:00 hasta el amanecer, y la clientela son en su mayor parte gente de entre treinta y cuarenta años. La entrada es libre, hay una política de puertas bastante rigurosa, con lo que deberás vestir con elegancia. La música normalmente múscia pop de España por la tarde, y más discotequera de noche, con una velada flamenca en vivo cada jueves.

El antiquetheatro es también un lujo, se encuentra en la calle Matematico Rey Pastor y Castro través del río en la Cartuja. Esta es seguramente la disco más conocida de Sevilla y una de las que tienes más probabilidades de hallar celebridades como futbolistas, toreros y artistas. La disco tiene buenísima música de la casa con dj internacionales, y hay salas VIP y privadas que incluyen habitaciones. La entrada es generalmente gratuita.

Si la música en vivo es lo tuyo, existen algunos buenos lugares repartidos por toda Sevilla, mas debes saber que no te irás a la cama temprano. Ciertos de mis preferidos son el Fun Club en Alameda 86, El Can Andaluz , un bar rehabilitado últimamente que es un sitio privilegiado para los actores y artistas, y la Sala Malandar, por el río, con una mezcla sintética y progresiva de estilos.