Que lo que pase en Sevilla… se quede en Sevilla

No sé si sabéis que Sevilla fue en una época conocida como “La Ciudad de los Amantes” entre otros nombres, y todo gracias al controvertido monarca Pedro I de Castilla, que durante un tiempo mantuvo la actual capital andaluza como lugar de su corte. Allí fue donde todos fueron testigo de los apasionados y escandalosos amores del rey don Pedro y de María de Padilla, pero no fue sólo este suceso el que ocurrió en la ciudad, aunque sí que le dio ese sobrenombre por un tiempo; no olvidemos el fatricidio que Enrique II cometió contra su hermano, ni la traición que los algunos nobles castellanos realizaron con la connivencia de otros sevillanos, adeptos al hermanastro del rey. Por eso, debió acuñarse la frase que da título a este post.

Sí, ya sé que es un cliché, pero Sevilla estuvo durante siglos en el ojo del huracán de la historia, convirtiéndose en una de las ciudades principales del Reino de España, y sus muros e intramuros tendrían mucha tela que cortar, si en realidad hablaran. ¿Y crees que la cosa ha cambiado con el pasar del tiempo? De ninguna manera, esta ciudad tiene la virtud (o no, según se mire) de hacer que la gente haga las cosas más escandalosas mientras está en ella, aunque después quieran que se calle el asunto por todas las maneras. Pero lo siento, a veces es muy difícil, como cuando nos encontramos con el rodaje de una peli porno en Sevilla. ¿Cómo callar este acontecimiento, que ya llama la atención de por sí, y menos en un lugar como el Sur, donde las lenguas no descansan ni de día ni de noche (varias canciones populares dan buena prueba de ello)? Y es que pasear por las calles sevillanas y encontrarte de pronto a dos señoritas de muy buen ver totalmente desnudas y comiéndose la boca debe impactar a cualquiera; pero si das una mirada alrededor y te ves las cámaras de grabación, uno tiene que quedar en shock literalmente, porque al menos yo no sabía que se podía grabar porno al aire libre así como así…

Y no se puede, que conste en acta aquí y ahora. Se necesitan una serie de permisos, no sólo porque se usa para el rodaje los espacios públicos, sino porque por supuesto el tema de la posible películas no es precisamente para todos los  públicos. Las películas xxx tienen sus adeptos, por supuesto, y muchos más de los que confiesan que se pirran por ver tías cachondas y desnudas teniendo sexo, eso que quede claro; pero hay edades a las que realmente no se aconseja tener ese tipo de visionado, y gente adulta a la que no le gusta ver a dos personas tener sexo justo enfrente de su cara, y con público además. Debemos dejar de ser hipócritas y puritanos, sí, pero también respetuosos con los que tienen ciertos tabúes y prejuicios si se trata de no molestar a nadie, como el que no te guste la pornografía. Total, que entre unas consideraciones y otras, que quede claro que uno no puede coger una cámara en una mano y a su novia en la otra y meter un polvo en medio del parque mientras te grabas, eso lo puede entender cualquiera; pero en plan profesional es lo mismo, así que claramente el grabar una pelicula porno en las calles de Sevilla a mediodía y sin previo aviso ni permiso, no es algo que se pueda hacer.

Esta es una de esas cosas escandalosas que debían haberse quedado entre la cola de chismorreos sevillanos pero… ¡ah, sorpresa!: resultó que otras ciudades también tomaron ejemplo, y además en muy poco lapso de tiempo, con lo que uno podría pensar en una clase de conspiración, si fuera mal pensado. Todos fueron prohibidos, y con el tiempo se ha ido olvidando por fin, aunque… quién sabe, ¿podrá permanecer en el olvido para siempre?

 

Sevilla y sus mujeres, otro de sus encantos

Por cierto que este post es totalmente subjetivo y nace de la opinión de una serie de personas, particularmente hombres, sin ningún rigor científico ni nada que se le parezca. Porque claro, no hay nada que demuestre de forma empírica que en unas zonas de España las mujeres son más bellas que en otras, y aunque así lo fuera, ya se sabe que la belleza está en los ojos del que mira, teniendo cada uno su propia opinión sobre ello. Pero así y todo, me atrevo a dar esta opinión, con la que podréis estar de acuerdo o no.

Pues bien, en una de esas conversaciones entre amigos que los hombres solemos tener en la barra de una tasca, y de la que siempre salen verdades como puños (o eso es lo que queremos creer, jeje), hemos llegado a la conclusión que en el Sur en general, y en Sevilla en particular, se da la circunstancia de que existen mujeres muy hermosas, y que a nosotros nos parecen las mejores de toda España. Y no sólo eso, sino que también (una conclusión que hemos llegado varios de nosotros, aficionados al porno maduras) las mujeres de nuestra tierra envejecen mejor y se mantienen durante más tiempo de buen ver. Como veis, opiniones totalmente personales, pero que no han sido hechas al tuntún, o al menos eso queremos creer.

Todo comenzó, como digo, con la afición de unos cuantos de nosotros a los videos porno de maduras. Ya hemos pasado al edad en que las jovencitas nos volvían locos, y ahora nos decantamos por señoras casadas, amas de casa y madres de cuerpos poderosos y contundentes, y sobre todo, con mucha más experiencia en el sexo que las chicas jóvenes. Entonces, se nos ocurrió comparar actrices porno maduritas de diferentes nacionalidades, y encontramos que las latinas ganaban por goleada a las de otros lugares, al menos en nuestra opinión; cosa nada extraña, teniendo en cuenta que somos españoles, normal que nos tire lo de la tierra. Pero luego pensamos, ¿ y en casa, qué maduras serán las que estén más buenas?

Con este razonamiento, hicimos un ranking de conocidas de edad madura de diferentes lugares de España. ¿Y qué concluímos? Por supuesto, que las bellezas maduras de Andalucía superaban a las de todo el resto del país, y que para colmo, eran las de la provincia de Sevilla las que se llevaban la palma. ¿Estábamos siendo neutrales? ¡Siiií, por supuesto, nada tenía que ver el que fueran paisanas nuestras! (Mientras nos asegurábamos esto, había quién reía, ya os podréis imaginar el por qué).

Aquella noche, tras esta conversación tan trascendental y seria, todos nos fuimos a la cama con la convicción de haber sido unos tíos racionales sobre un tema realmente serio. Nos engañábamos, por supuesto, pero pese a todo, yo sigo creyendo que mucha razón teníamos, o al menos, en lo que a mí respecta, las mujeres sevillanas no tienen comparación con nada.

¿Gustan en el Sur las relaciones incestuosas?

Tras tantos años de visionar y disfrutar porno por internet, me he estado preguntando si soy un bicho raro, o en verdad la mayor parte de mis convecinos son igual de salidos que yo. Cierto es que el carácter de los andaluces es naturalmente abierto (aunque hay de todo, no te creas), y cuando alguien nos gusta, sea hombre o mujer, nos lanzamos a por él sin ningún temor al fracaso; tenemos por bandera el perseverar, y si no funciona, a otra cosa, mariposa. Por eso quizá no seamos tan aficionados a disfrutar del porno en la soledad, siempre es mejor compartirlo y, con suerte, animarse a probar todo lo que has visto con alguien más, jeje.

relaciones incestuosas
Pero centrándonos en la provincia de Sevilla, con tanta iglesia, hermandad, romería y semejantes manifestaciones religiosas católicas rodeándonos por todos lados, dudo que cuaje alguna vez el sexo entre familiares o incesto porno (ojo, todo sería probar qué tal con los incestos gratis, seguro que eso cambiaba el asunto). Yo misma he de decir que no me siento especialmente atraída por los vídeos de incesto, en especial desde que comencé a verlos en incestuosas.com, ni siquiera cuando sé que son simulados, cuando menos pienso en liarme con alguien de mi familia, cercana o lejana. Y eso que hay unos cuantos de bastante buen ver, todo hay que decirlo, pero cuando nos reunimos, más que pensar en orgías familiares, nos da por armar barullo y, si se tercia, arrancarnos por sevillanas, que aunque no se nos da demasiado bien entre tanta voz no se nota, jajaja.
Yo sólo tengo hermanas, pero la verdad, si alguno hubiera sido varón, no me llama la atención la imagen de dos hermanos follando, y menos si en esa imagen estoy yo. A lo mejor sueno un poco antigua, pero no puedo negar la evidencia. Me contaba un día una amiga que, sin querer, había entrado en su habitación sin saber que estaba ocupada, y había pillado a su hermana dormida follada por su novio; y fíjate que ella, que es también bastante aficionada a ver porno online, no le pareció nada excitante simplemente porque la protagonista era su hermana, ¿te lo puedes creer?
A lo que iba, no creo que en el Sur hayamos dejado de ser lo suficientemente puritanos para ver con buen grado eso del incesto. Cuando ver a gente que usa mantilla el Domingo de Ramos, los que van descalzos vestidos de nazarenos en Semana Santa, y los que aguantan frío, calor, polvo y lluvia en el camino del Rocío es algo tan normal para nosotros, está claro que nos queda mucho por avanzar.